Saltar al contenido
SEXUALIDAD MASCULINA

4 Ejercicios de kegel para Prevenir la Eyaculación Precoz [+Video]

El doctor Arnold Kegel fue un médico de Estados Unidos dedicado al área de la ginecología. El resultado más renombrado de su paso por esta profesión fue la serie de ejercicios que lleva su nombre. Claro está que al inicio los mismos estaban destinados a las mujeres porque, producto de haber dado a luz, tenían incontinencia urinaria.

Los ejercicios obtuvieron resultados excelentes en las mujeres que se animaron a probarlos y pronto el estudio se extendió hacia la población masculina, descubriendo que la técnica servía idealmente para aquellos hombres que habían tenido alguna complicación en la próstata y también prevenir la eyaculación precoz, una problemática que provoca pudor y afecta la autoestima por el bajo desempeño sexual.

Conoce más: Eyaculación Precoz: Qué es, Causas, Síntomas (+Truco Infalible)

Ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel basan su buena reputación en lo fácil que es practicarlos y en la efectividad de sus resultados en los hombres y mujeres que los realizan de tal modo que se convierten en un hábito. Cabe destacar que fortalecen los llamados músculos pélvicos, principalmente el músculo pubococcígeo. Estos ejercicios, además de permitir la consumación de las relaciones sexuales sin venirse rápido, también hacen que el coito sea mucho más placentero.

Los ejercicios de Kegel dirigidos especialmente a los hombres tienen tres pilares fundamentales para asegurar el éxito de su aplicación:

  1. El conocimiento del propio organismo.
  2. La eliminación de tabúes sobre partes determinadas del aparato reproductor masculino.
  3. La constancia en su ejecución.

Una vez que se tiene conciencia de los ítems anteriores, puedes pasar de la teoría a la práctica, la cual consta de cuatro pasos:

  1. Autoconocimiento: Saber con certeza cuál es la zona sobre la cual trabajarás es indispensable para facilitar la tarea y perder el miedo. Entonces, lo mejor es que con un espejo en mano puedas mirar, observar y tocar tus genitales con cuidado, prestando atención a la ubicación y distribución de los órganos.
  2. Identificación: Tienes que localizar exactamente los puntos que están involucrados con los ejercicios de Kegel para controlar la eyaculación precoz. En principio se sugiere que orines y detengas el proceso para reconocer el área, porque será esa misma la que ocupará tu dedicación. Si esto no es suficiente, introduce con cuidado un dedo en el recto y sin retirarlo de allí, contén los músculos tal como si estuvieras orinando. Alrededor de tu dedo deberás sentir cómo dichos músculos suben y bajan al ritmo de tus movimientos. Este segmento suele ser el que más recelos genera en los hombres, pero lo cierto es que no hay nada de malo en esto, ya que anatómicamente el renombrado “Punto G masculino” se encuentra justamente allí.
  3. Tensionar y relajar: Cuando ya hayas dominado el músculo PC (pubococcígeo), tienes que repetir esto siempre que puedas, con la ventaja de que es un ejercicio discreto. Puedes hacerlo mientras estás acostado, sentado o de pie, mientras desarrollas cualquier actividad. Notarás que al comienzo te será difícil tener el control total y que durarás muy pocos segundos con el músculo tensionado. Sin embargo, con el correr de los días, notarás que la capacidad de tensión se dilatará hasta los diez segundos.
  4. Establecer la rutina: Con el paso anterior bajo tu mando, podrás organizar una rutina de ejercicios de Kegel acorde. Lo más recomendable es hacer tres veces por día (mañana, tarde y noche) tres series de diez contenciones y de hasta diez segundos cada una. Esto debes repetirlo todos los días. Aproximadamente, luego de un mes comenzarás a notar la diferencia en tus relaciones sexuales.

Debes tener en cuenta algunas advertencias. Por ejemplo, si bien se utiliza el proceso de orina real para una instancia primaria, esto no debe repetirse, pues podría ser contraproducente para el sistema urinario. Por la misma razón debes evacuar la orina antes de hacer los ejercicios.

Además, es menester tener presente que estos ejercicios no proporcionan una cura definitiva, por lo que deberás seguir haciéndolos para controlar la eyaculación precoz a largo plazo. El mayor beneficio que obtienen los hombres que incluyen este hábito en su rutina es la duplicación del tiempo que pueden aguantar en la cama sin venirse.

En el siguiente video podrás contemplar algunas sugerencias para realizar los ejercicios de Kegel sin importar si eres novato:

Otros ejercicios y técnicas para la eyaculación precoz

Existe otra gama de ejercicios para controlar la eyaculación que son complementarios a los de Kegel y que continúan siendo una alternativa eficaz a los tratamientos farmacológicos.

  • MENTALES: Cuando el lapsus de excitación sea muy alto, intenta dirigir tu mente hacia pensamientos que te resulten neutros para distraerte o que directamente te produzcan cierto rechazo. La erección puede perderse un poco, pero esto te hará ganar tiempo para alargar el acto.
  • RESPIRATORIOS: Es imprescindible que el flujo de aire corra con normalidad y profundamente. Inhala por la nariz y exhala por la boca sin variar la velocidad con que lo haces. Este método otorga calma y relaja el cuerpo, retrasando el clímax. En este punto ayuda mucho tener incorporados mecanismos teatrales, vocales o hacer deporte.
  • MASTURBATORIOS: Tienes que estimularte solo o en pareja hasta el punto en que el orgasmo sea inminente. Antes de que ocurra, detén la acción, aguarda a perder un poco la erección y reanuda la tarea. De esta forma adiestrarás a tu organismo y aprenderás a leer tus reflejos.
  • SEXUALES: Cuando sientas que estás a nada de eyacular, retira el miembro de tu pareja o cambia de postura para reducir la fricción. También puedes pedirle que presione momentáneamente el glande del pene para disminuir la sensibilidad de la zona genital. Si finalmente nada esto logra que no acabes rápido, no te frustres y recuerda que tienes más opciones, como usar tus manos y lengua para luego ir por una segunda ronda.

EXTRAS: Durante los encuentros sexuales prioriza el hecho de tener un buen precalentamiento. Tómate tu tiempo para ello y juega con el resto de los sentidos. También puedes emplear juguetes eróticos para experimentar otros campos de la sexualidad. Si esto no te convence, siempre puedes recurrir a productos como geles y cremas para la eyaculación precoz, además del clásico condón con efecto retardantes.