Saltar al contenido
SEXUALIDAD MASCULINA

10 Ejercicios para ELIMINAR la Disfunción Eréctil de tu Vida

Ejercicios para la disfución eréctil

La disfunción eréctil no es un problema sexual con exclusividad para los adultos mayores, sino que jóvenes y adultos también pueden padecer este condicionamiento de su organismo frente a las relaciones sexuales. Recordemos que la disfunción eréctil impide la obtención de una erección contundente, generando depresión en el hombre y en su pareja sexual.

Conoce más: Disfunción Eréctil: Qué es, Causas, Síntomas y Solución

Es por esta razón que hay una serie de ejercicios para la disfunción eréctil que son más que recomendados por su seguridad al hacerlos y, sobre todo, por los resultados que ofrece a los interesados. Eso sí, ten presente que deben realizarse con disciplina y mucha fuerza de voluntad ¡Es lo mismo que una rutina tradicional de entrenamiento!

De ahora en adelante te ofreceremos 10 ejercicios más que efectivos para eliminar por siempre la disfunción eréctil de tu vida sexual.

Ejercicios de Kegel para los problemas de erección

Los ejercicios de Kegel, si bien se aconsejan principalmente para tratar la eyaculación precoz, también tienen buena repercusión en lo que a la erección compete, ya que al fortalecer la musculatura que regula la expulsión del semen, también se fortifica el sistema reproductor masculino en general.

  1. Para hacerlos sólo tienes que identificar el Músculo PC (pubococcígeo), que es el que permite el paso de la orina ante al reflejo correcto ¿Cómo hacerlo? Pues cuando estés orinando, detente un segundo y continúa. Justo esa “tecla” es la que tienes que tensionar siempre ¡Pero cuidado! No lo hagas cuando estés haciendo tus necesidades (para evitar la afección de los conductos urinarios), sino en cualquier otro momento. Puedes hacerlo incluso estando sentado.

Ármate rutinas de hasta quince minutos cada día y verás que con el transcurso del tiempo podrás retener el músculo PC por más segundos.

Ejercicios para la disfunción eréctil psicológica

La disfunción eréctil psicológica está arraigada en tres cuestiones principales: Traumas durante la infancia y/o adolescencia que se arrastran hasta la adultez, situaciones actuales que son extremas para el paciente a tal punto de que no puede alcanzar una buena erección y los prejuicios moralistas absorbidos de la religión y costumbres familiares. Frente a esto, el principio de la solución se encuentra en las siguientes opciones:

  1. TERAPIA PERSONALIZADA: Iniciar una consulta psicológica es el paso más básico para rastrear el punto exacto en el que este problema comenzó a hacerse presente.
  2. TERAPIA GRUPAL: Si te avergüenza demasiado el trato cara a cara, tan privado, siempre puedes acudir a reuniones con otras personas que pueden entender cómo te sientes, porque pasan por lo mismo. Por supuesto, estos grupos están guiados por un o una terapeuta y se usan seudónimos.
  3. LIBROS DE AUTOAYUDA: Si el problema en realidad es una baja autoestima, este tipo de material de lectura es ideal para comenzar a abrir más tu mente hacia otras posibilidades y a confiar más en ti mismo.
  4. OTRAS RELIGIONES: Si la causa de la disfunción eréctil son tus preceptos religiosos, tal vez deberías comenzar a indagar sobre otros sistemas de creencias, no para abandonar el tuyo si deseas mantenerlo, sino para ser más permeable a otras ideas y modos de vida que te permitan llegar un escalón de libertad más flexible.

Ejercicios cardiovasculares para mejorar la erección

Tener una buena erección es casi imprescindible para que el orgasmo pueda alcanzarse. Sin embargo, mientras haces estos ejercicios para combatir la disfunción eréctil, también puedes probar otras alternativas sexuales como, por ejemplo, utilizar juguetes (también consoladores) y otras partes del cuerpo (manos y lengua es lo más frecuente).

Se consideran ejercicios cardiovasculares a aquellos que estimulan un mejor flujo sanguíneo y mayor resistencia del corazón.

  1. CAMINATAS Y TROTES: Correr o hacer running no es siempre la mejor idea si apenas vas comenzando, así que intenta acostumbrar a tu cuerpo a un ritmo sostenido de caminata en el tiempo para ir incorporando más minutos de a poco. Notarás en tan sólo un mes la diferencia.
  2. SENTADILLAS: Una vez que domines el punto anterior, puedes comenzar a complementar los trotes con series de sentadillas para fortalecer toda la zona inferior.
  3. ABDOMINALES: Este es el último paso para eliminar la grasa restante en toda el área que se encuentra implicada en los movimientos pélvicos inevitables durante toda relación sexual. Además, mejorarás el direccionamiento de la sangre hacia el pene.

Remedios caseros para curar la impotencia masculina

Hay un sinfín de productos y recetas para la disfunción eréctil que puedes hacer casi sin salir de tu casa (tendrás que conseguir los ingredientes, nada más).

  1. DIETA DEL LIMÓN: Oxigenar la sangre es fundamental para que ésta al llegar al pene sea de calidad y propulse una buena erección. Para lograr esto tienes que beber a lo largo de cinco días el jugo de tres limones rebajado con un poco de agua ¡Tienes que ser antes de tomar el desayuno!
  2. AJO EN LA DIETA: Incluir ajo en tu dieta diaria es muy beneficioso para que tus venas mejoren su estado. Ya sabemos que ellas son fundamentales en todo el proceso sexual, más que nada en lo relacionado al vigor del miembro. Si puedes —y te atreves—, come medio diente de ajo antes del desayuno. Retira el corazón para evitar la acidez. También puedes engañar el sabor con un poco de queso crema.

Otros trucos y consejos para evitar la disfunción eréctil

Ya llegamos a los 10 hábitos para erradicar la impotencia sexual, pero como sabemos que cada cuerpo tiene un funcionamiento especial, te daremos un plus por si los trucos anteriores no han surtido el efecto que deseabas.

  • COMER SANDÍA: Comerla todos los días es dañino para tu salud, pero esporádicamente (una vez por semana), es ideal porque aporta arginina, una sustancia utilizada en todos los fármacos para la disfunción.
  • TOMAR AGUA: Mantener tu cuerpo hidratado es esencial para el buen estado de la salud en general, pero ateniéndonos a esto, conviene comprender que a través del líquido se eliminan las toxinas perjudiciales para tu conducta sexual.
  • ACUPUNTURA: Al principio es una práctica que asusta, ya que pertenece al campo de la medicina alternativa. Aún así, son muchos los hombres que manifestaron haber tenido cambios sumamente positivos en cuanto a la impotencia sexual luego de un par de sesiones.
  • JUGUETES: Existe una variedad enorme de juguetes eróticos y sexuales destinados a compensar la falta de la erección y aunque no es una solución en sí, es un paliativo efectivo hasta conseguir revertir la situación. Además de los consoladores y arneses, existen las fundas de silicona o acrílico en las cuales se ingresa el pene, simulando firmeza (también agrandan el tamaño). Por otro lado, en cualquier sex shop, físico o virtual, puedes conseguir bombas de vacío que obligan a la sangre a permanecer en el miembro durante 15-30 minutos.
  • MEDICAMENTOS: En el mercado farmacéutico existe una amplia gama de píldoras para la disfunción eréctil. Para obtener esto tienes que acudir con un profesional que te recete la marca que precisa tu caso y la dosis correcta. Es imprescindible que cumplas a rajatabla sus instrucciones porque estas pastillas influyen en distintos sistemas de tu cuerpo. El ejemplo más conocido es el viagra.
  • SOLUCIONES CLÍNICAS: Dependiendo de la gravedad del caso, podrías necesitar inyecciones especiales, cirugía correctiva o la colocación de un implante peneano. En este apartado también se incluye la terapia de reemplazo de testosterona.