Saltar al contenido
SEXUALIDAD MASCULINA

Disfunción Eréctil: Qué es, Causas, Síntomas y Solución

Disfución eréctil o impotencia sexual

Muchos hombres, ya sean jóvenes, adultos o adultos mayores, tienen vergüenza de hablar con su médico cuando tienen algún inconveniente de índole sexual, como la disfunción eréctil o impotencia sexual masculina, ya que su autoestima es fácil de dañar en este aspecto. Sin embargo, es de suma importancia abandonar los prejuicios y dirigirse a un profesional para descartar cualquier origen de gravedad.

¿Qué es la disfunción eréctil?

La definición de disfunción eréctil es, básicamente, la dificultad o incapacidad absoluta para tener una erección firme al momento de sostener relaciones sexuales. También se conoce como impotencia sexual y es más frecuente de lo que se cree. Además, cabe destacar que no se trata de una situación relacionada a la edad, pues pueden padecer esta condición hombres de todas las edades.

Conoce más: Disfunción eréctil en jóvenes: Causas y Cura Rápida

Tipos de disfunción eréctil

La disfunción eréctil se clasifica en distintas categorías, de acuerdo a la causa que decanta en ella. Hay que tener en cuenta que muchas veces estas clases de impotencia pueden combinarse o alternarse en cada relación sexual.

  • DISFUNCIÓN HORMONAL: Como su mismo nombre lo indica, tiene una causa hormonal impulsada por el mal funcionamiento de glándulas o tratamientos con hormonas.
  • DISFUNCIÓN ORGÁNICA: Es aquella impotencia beneficiada exclusivamente por razones de índole físico, es decir por obstrucción en las arterias, diabetes descontrolada y mal de próstata, entre otras.
  • DISFUNCIÓN PSICOLÓGICA: Muchas veces la base del problema es la acumulación de hechos traumáticos que repercuten en el desempeño sexual del paciente. En este caso se recomienda acudir a un terapeuta que, además, sea sexólogo/a.
  • DISFUNCIÓN FUNCIONAL: Todas las causas de esta clase de disfunción están relacionadas directamente con el sistema reproductor masculino. Puede ser desde la circulación de la sangre en la zona del miembro hasta una sustancial modificación de las hormonas.
  • DISFUNCIÓN PSICÓGENA: Es, tal vez, una de las tipologías más llamativas, puesto que la raíz de la problemática se encuentra en el desarrollo de la niñez y la adolescencia, cuando se absorben los valores morales de la educación familiar y religiosa. De esta manera, se atrofia la capacidad sexual desde una edad muy temprana.
  • DISFUNCIÓN TEMPORAL: Es la menos seria de todas las disfunciones, ya que sucede sólo de vez en cuando debido a meras situaciones circunstanciales, como la ingesta de excesiva alcohol o un nerviosismo extremo ante una persona que ha sido muy deseada.

¿Qué causa la disfunción eréctil?

Muchas veces se trata el tópico de la disfunción eréctil con una carga tan negativa que hace que la población masculina que la padece se retrotraiga mucho más, pero es necesario destacar que tener impotencia no se debe una inutilidad como varón, sino a muchas razones:

  • Consecuencia de una enfermedad, sobre todo de próstata o relacionada con el sistema urinario. En este punto también hay que destacar todo tipo de cáncer, patologías de inmunodeficiencia y psiquiátricas.
  • Consecuencia del consumo de determinadas medicinas que tienen la disfunción como un efecto secundario. Por ejemplo, los antidepresivos.
  • Consecuencia de un accidente por el cual se dañaron tejidos y huesos claves para la erección del pene.
  • Consecuencia del paso del tiempo, aunque es menester subrayar que la edad no es un factor decisivo, pues son muchos los hombres entre los 50 y 70 años que no lo padecen.
  • Consecuencia de conductas inadecuadas prolongadas en el tiempo, tales como adicción a la pornografía, las drogas y el alcoholismo. En este rubro entra el estrés laboral irresuelto, y el tabaquismo.
  • Consecuencia de inestabilidad emocional, hechos actuales que influyen sobre la autoestima y la depresión. Esto incluye los trastornos de ansiedad.

Síntomas de la disfunción eréctil

Los síntomas a identificar por los hombres son bastante claros y contundentes:

  1. Es imposible o demasiado complicado alcanzar una erección potente y, además, mantenerla. Esto es indispensable para obtener un diagnóstico afirmativo
  2. Puede combinarse con problemas de eyaculación precoz.

Como puedes ver, son dos situaciones de la sexualidad que están más que a la vista. Aún así, una característica definitoria es que esto te pase siempre o con demasiada frecuencia. Ten en cuenta que si te ocurre muy de vez en cuando, entonces no es una anomalía.

¿Cómo saber si tengo disfunción eréctil?

Debes acudir a un profesional para que tome alguna de las siguientes medidas con respecto a la evaluación diagnóstica. Es muy relevante que hayas podido prestar especial atención a tus relaciones durante el último tiempo para poder dar los detalles necesarios al médico quien, además de revisar exhaustivamente tu historial de salud, podrá prescribir las siguientes acciones:

  1. TESTS: Normalmente son cuestionarios de pocas preguntas para poder analizar algunos detalles básicos de tu actividad sexual.
  2. ANÁLISIS: Se solicita a un laboratorio habilitado que analice los niveles hormonales presentes en tu sangre y orina.
  3. MEDICIÓN: Es la determinación irrefutable de los grados de erección que puedes lograr cuando estás durmiendo. Recibe el nombre específico de “Prueba de Tumescencia Peneana Nocturna”.
  4. ECO-DOPPLER: Es una ecografía aplicada en el pene y testículos para verificar el estado interno del aparato sexual.
  5. CAVERNOSOGRAFÍA: Se practica ante la sospecha de un comportamiento inusual de los conductos sanguíneos. Para ello se inyecta una solución de contraste y se hacen radiografías.
  6. RADIOLOGÍA: Quizás el modo más incómodo, pero es contundente. El paciente se produce una erección y ésta es captada por los rayos.
  7. TRATAMIENTO PSICOLÓGICO: Si todos los estudios anteriores arrojaron resultados negativos, es muy probable que el mejor tratamiento sea comenzar a investigar un disparador emocional.

Soluciones para la disfunción eréctil

Solución para la disfunción eréctil

La mejor solución para la disfunción eréctil es la médica y científica, aprobada por las entidades gubernamentales competentes. Además, son los médicos quienes tienen plena autorización para recetarte determinados fármacos u ordenar tratamientos más localizados, como las inyecciones en el pene y la cirugía en los casos más comprometidos.

Conoce más: Tratamiento para Curar la Disfunción Eréctil [Gratis] – Guía Definitiva

Tratamiento natural

La disfunción eréctil puede tratarse de forma natural y prácticamente no invasiva de dos formas bastante obvias:

  1. DIETA SALUDABLE: Comer porciones adecuadas, no abusar de algunos alimentos que en exceso son perjudiciales, incorporar vegetales, frutas y cereales, y beber agua. Sobra decir que deben evitarse los malos hábitos como fumar, embriagarse y dormir poco.
  2. EJERCICIO: Aprender un deporte o hacer alguna actividad física como el yoga, la danza o caminatas diarias ayuda a tener un sistema circulatorio óptimo, el cual es clave para poder tener erecciones de calidad.

En cuanto a los suplementos naturales, debemos comunicar que hay que tener mucho cuidado con ellos, ya que varias entidades de salud han manifestado que están fabricados con ingredientes no declarados que podrían atentar contra tu salud.

Conoce más:

10 Ejercicios para ELIMINAR la Disfunción Eréctil de tu Vida

10 Remedios Caseros para Curar la Disfunción Eréctil [Probados por la Ciencia]

31 Alimentos, Suplementos y Vitaminas para la Disfunción Eréctil (DE)

Medicamentos

Los medicamentos para la disfunción eréctil que puedes hallar en el mercado legal son los siguientes:

  • Dehidroepiandrosterona: Aunque es estimulante en la producción sebácea (acné), tiene efectos positivos contra la disfunción eréctil y también contra la falta de deseo sexual en mujeres.
  • L-arginina: Un compuesto que en dosis correctamente administradas puede ser muy beneficioso.
  • Ginseng Panax: Se administra en forma de crema y tiene resultados en poco tiempo. Lo malo de esta opción es que suele causar insomnio.
  • Propionil-L-carnitina: Suele recetarse junto con el viagra para tener efectos óptimos.
  • Viagra: Es el más popular y el que mayor porcentaje de éxito tiene. No se debe abusar de esta pastilla, pues podría ser muy riesgoso para el corazón.
  • Staxyn: Parecido al viagra, aunque puede consumirse habiendo comido antes.
  • Cialis: Muy recomendado por especialistas. Es el que menos efecto en el tiempo tiene, pero también uno de los más seguros.
  • Stendra: Sí o sí un doctor tiene que suministrar la dosis correcta. Lo mejor es que puede tomarse con tan sólo media hora de anticipación al encuentro sexual.

Conoce más: TOP 10 Medicamentos y Pastillas Para la Disfunción Eréctil

Sigue leyendo